lunes, 13 de abril de 2009

Melancolía en mi alma

Mi piel se ha derretido,
como la cera de una candela
consumida por el tiempo
y la nostalgia.

Amarga hiel corroe mis entrañas
tan lentamente
Quemando, matando.
Sin piedad… mi alma.

Gritos desesperados
ahogados en mi garganta
Sin poder escapar,
el silencio los reclama.

Tengo el corazón ulcerado
Y me deslizo inevitablemente
del dolor profundo
…hacia el vacío absoluto.


1 comentarios:

Verónica dijo...

Me levanto de un letargo de mil años
y huyo por los bordes de una estepa
florecida,
recorro las cornisas de mi vida
hasta el hondo confin de mi silencio.
Mi alma ruge en la cima de un cometa
que se estrella en la atmósfera
de un duende,
que quiere preservarme para siempre.
Mi voz es la voz de algún planeta
que renace en un cosmos
aún caliente...